DMT

La DMT, o dimetiltriptamina, es un compuesto alucinógeno activo en la ayahuasca, una sustancia química natural que se encuentra tanto en los animales como en las plantas. Es elaborado a partir del arbusto Psychotria viridis, utilizado con fines rituales por los indígenas en el Amazonas.

También se ingiere en forma de cristal, a menudo se fuma en un bong o pipa. De esta manera, produce un estado alucinógeno fuerte y poderoso, pero de corta duración, que a menudo se considera entre las experiencias psicodélicas más intensas que se puedan experimentar.

También puede conservar sus propiedades psicoactivas en otras formas, incluida la psilocibina (4-PO-DMT, que se encuentra en los hongos de la psilocibina).

El DMT es principalmente un receptor de serotonina (5-HT), al igual que otros alucinógenos, sus efectos psicodélicos pueden atribuirse a sus efectos sobre el subtipo de receptor 5-HT2A.

EFECTOS:

Efectos psicologicos

Cuando se fuma, es una experiencia de acción muy rápida, con un impulso máximo que se produce aproximadamente 2 minutos después de su ingestión y se desvanece por completo en 15-20 minutos. El aumento de la pupila, la frecuencia cardíaca, la presión arterial y alcanzan su cumbre en un máximo de 2 minutos, al igual que las experiencias subjetivas.

Efectos psicologicos

Las dosis bajas (0.05 a 0.1 mg / kg) de DMT inicialmente afectan los estados emocionales con pocas o ninguna alucinación perceptiva. Las dosis más potentes generan patrones de movimiento rápido (calorescópicas "tecnocolor") de imágenes representativas intensas y abstractas. Algunas veces se reportan sensaciones alternas de calor y frío.

Se pueden experimentar estados transitorios de ansiedad, así como estados eufóricos y, en cierto modo, se pueden sentir al mismo tiempo.

La disociación de la conciencia del cuerpo físico y las experiencias fuera del cuerpo, es muy común cuando se usa DMT en dosis más altas en la medida en que muchos lo consideran la cumbre de la experiencia.

USO TERAPÉUTICO:

El valor terapéutico de la DMT no se ha explorado todavía en la medida en que lo han hecho otros enteógenos, los investigadores han considerado sus efectos terapéuticos, debido a su capacidad para inducir una mayor conciencia en los usuarios. Igualmente, en una experiencia de ayahuasca, se experimenta una disminución en la autoinculpación. La reactividad emocional a las experiencias internas ayuda a curar el estado de ánimo y los trastornos adictivos fomenta una sensación de autoaceptación.

DMT es una experiencia poderosa por la cual se puede sentir y, por lo tanto, integrar en su vida cotidiana la sensación de pertenencia a algo mayor que uno mismo y la interconexión.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES:

-¿Me puede dar un mal viaje?

Como la mayoría de los psicodélicos, el DMT es un poderoso enteógeno, con el potencial de ser muy desagradable si no se maneja con respeto.Por lo cual hay que seguir las pautas de uso psicodélico (Lugar, Compañia) para minimizar los riesgos de una mala experiencia. Comencemos con una dosis baja si es su primera vez.

-¿Siempre voy a tener un cambio de percepión?

No necesariamente, el DMT es un poderoso psicodélico; cuando se fuma, es probable que produzca experiencias fuera del cuerpo y cambios extremos en la percepción.

-¿El DMT se produce naturalmente en el cuerpo?

Esta es un área de cierta controversia, pero existe evidencia que sugiere que el DMT está presente en la fisiología animal.

-¿Se puede detectar en una prueba de drogas?

El DMT no está incluido en una prueba de detección de drogas típica, ni está incluido en ninguna prueba de detección de drogas extensa conocida. Tampoco es químicamente similar a las sustancias que normalmente se analizan, por lo que la probabilidad de desencadenar un falso positivo para otros medicamentos es cercana a cero.

-¿Puedo desarrollar cierta tolerancia?

La tolerancia al DMT es considerablemente menor que la de otros psicodélicos clásicos. Espere una o dos horas entre las dosis para que la tolerancia vuelva a la normalidad. Del mismo modo, la ayahuasca no produce tolerancia.